¿Cómo producimos planta de aguacate?

¿Cómo producimos planta de aguacate?

¿Cómo producimos planta de aguacate?

SEOGreen Blog de Viveros Grajera, Plantas de aguacates, Plantas de arándanos, Plantas de mango, Plantas de pistachos, Venta de plantas

¿Cómo producimos planta de aguacate?

 

Pelado manual del fruto 

El pelado manual del fruto lo realizamos para no dañar la semilla. Está semilla será el patrón de la planta de aguacate para después ser injertada. Las semillas son obtenidas de frutos sanos, fisiológicamente maduros y de buen tamaño. La semilla la guardamos sobre una superficie limpia, a la sombra y un lugar ventilado. Además, todas nuestras semillas son extraidas de aguacates de origen Nacional. 

Selección de la semilla

El proceso de selección consiste en seleccionar las semillas óptimas en calidad para ser plantadas. En la selección del fruto descartamos aquellas semillas deformes, quebradas, con daños o enfermedades. La semilla deberá quedar sin la pulpa y lavarla con agua limpia.  Además, desinfectarla con insecticida y fungicida. El objetivo es eliminar los agentes patógenos que puedan tener. 

Plantación de semillas

La plantación de semillas en macetas de siete litros se realiza manualmente. La calidad del sustrato es esencial para la germinación de la semilla y su crecimiento.  Viveros Grajera cuenta con certificados oficiales del sustrato utilizado. 

Germinación de la semilla

El proceso de germinación de la semilla se basa en dos aspectos fundamentales. Por un lado, brindar la mayor cantidad de luz durante el día. Por otro lado, proporcionar la suficiente humedad para promover su germinación. 

Injerto de las plantas

El injerto de plantas de aguacate es una de las tareas más importantes. La selección de las buenas yemas es uno de los aspectos imprescindibles en la propagación de plantas de aguacate injertadas.  Las varetas deben proceder de una planta madre registrada. Por ello, las varetas deben tener un buen manejo y ser de la variedad requerida. El patrón estará listo para ser injertado cuando el tallo de la planta alcance aproximadamente un centímetro de grosor. 

Crecimiento de la planta injertada

El objetivo de un óptimo crecimiento de la planta se basa en un manejo idóneo. Como consecuencia, se logra un buen “pegue” del injerto y desarrollo de la planta injertada. Para ello, son necesarias las condiciones adecuadas de riego, luz y nutrientes. Además de un control de plagas y enfermedades exhaustivo.