El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico

El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico

El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico

SEOGreen Blog de Viveros Grajera

El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico

El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico. Las olas de calor amenazan la estabilidad del alimento básico agrícola, mientras los científicos luchan por la financiación de la investigación que podría salvarlo.

A principios de la década de 1990, un joven chef australiano llamado Bill Granger tuvo una idea brillante: ¿por qué no untar aguacate en una tostada?

Casi tres décadas después de ese exitoso experimento, la larga y a veces extraña historia del aguacate ha alcanzado un nuevo y potencialmente controvertido punto de inflexión. Aunque sin el potencial de Instagram de las tostadas de aguacate. A medida que el cambio climático amenaza el lugar de la fruta en los menús del brunch, algunos científicos ahora se preguntan: ¿por qué no editar su ADN?

El mes pasado, un equipo de científicos anunció que había mapeado las secuencias de ADN de varios tipos de aguacates, incluida la popular variedad Hass. Es probable que esta investigación se convierta en la base de las técnicas de reproducción y las modificaciones genéticas diseñadas. Tanto, para producir aguacates que puedan resistir enfermedades, o sobrevivir en condiciones más secas.

El aguacate transgénico

Ya sea que se den cuenta o no, esta podría ser una gran noticia para todos los que comen tostadas. El aumento de las temperaturas ya está interrumpiendo la cadena de suministro. Lo que está provocando aumentos de precios que también se han visto exacerbados por la incertidumbre comercial.
Debido al cambio climático, la temperatura podría no ser la misma, la humedad podría no ser la misma, el suelo podría ser diferente. Y vendrán nuevos insectos y vendrán enfermedades. Por ello, necesitamos estar preparados para enfrentar todos estos desafíos inevitables.
La historia del aguacate se remonta a los aztecas, quienes llamaron a la fruta “ahuacatl”, que a veces se usa como jerga para “testículo”. Miles de años después, a Granger se le atribuye a menudo el mérito de ser el primer chef en servir tostadas de aguacate. Y que ahora es un elemento básico de la dieta millennial, un símbolo de la decadencia moderna y una sensación de Instagram.
La respuesta es que el aguacate no está cambiando, al menos todavía no. En los últimos años, los científicos han secuenciado los genomas de varias frutas, incluidos plátanos, tomates y manzanas, y han utilizado esa información para crear variedades genéticamente modificadas. Pero un aguacate modificado genéticamente aún está muy lejos. Ya que los árboles de aguacate pueden tardar al menos tres años en madurar.

Los aguacates  tratamiento transgénico

Sin embargo, a medida que se intensifica el cambio climático, los desafíos que enfrenta la industria del aguacate son cada vez más urgentes. La ola de calor en este verano frenó un poco, el desarrollo de la cosecha de aguacate de este verano, lo que obligó a los proveedores a importar fruta del extranjero.

En los próximos años, las olas de calor se volverán más comunes, predicen los científicos y los expertos de la industria. Aunque esperamos que se pongan las medidas urgentes necesarias, así como la conciencia del ser humano.

Un estudio reciente realizado por científicos en California estimó que el cambio climático podría reducir la producción de aguacate. Que el año pasado totalizó 200 millones de euros, en un 40 por ciento durante las próximas tres décadas.

Investigación genética del aguacate

Aún así, es probable que la investigación genética sea controvertida. Aunque el 90 por ciento de los científicos consideran que los organismos modificados genéticamente, o transgénicos, son seguros para comer, muchos grupos de defensa del medio ambiente se oponen a las alteraciones genéticas. Argumentan que la práctica ha impulsado un aumento en el uso de pesticidas, así como cambios no deseados en el contenido nutricional.

Los investigadores también enfrentaron obstáculos científicos. A diferencia de cultivos como el maíz, el aguacate tiene una estructura compleja que dificulta su cultivo en laboratorio. Para recolectar muestras de las diferentes variedades.

Analizar el material genético en esas muestras fue como pegar un documento que había pasado por una trituradora de papel. Los científicos extrajeron fragmentos del genoma de las diversas muestras de aguacate (una cadena de código aquí, algunas secuencias cortas allí) y luego ensamblaron esas piezas dispares en un todo coherente. “Si tienes un libro de 2000 páginas y alguien lo ha roto en pedazos pequeños, es exactamente lo mismo que tenemos que hacer”. “Empiezas a armar una frase, luego tienes que armar un párrafo, luego armar una página”.

Los aguacates transgénicos

Otra forma de reforzar las posibilidades de supervivencia del aguacate sería diseñar su portainjerto, esencialmente un tocón de árbol en el que los productores pueden injertar nuevos tipos de ramas de aguacate. Las modificaciones genéticas del patrón, en lugar de las ramas superiores del árbol que da la fruta, podrían hacer que los aguacates sean más resistentes a las enfermedades fúngicas sin cambiar la fruta en sí.

Esa es una gran posibilidad de hacer que los transgénicos sean tolerables para las personas que realmente se preocupan por ellos. No tienes que hacer aguacates transgénicos, e incluso si lo haces, no tienes que hacer que los propios aguacates sean transgénicos”.

Cualquiera que sea la técnica científica, el desarrollo de variedades de aguacate capaces de resistir enfermedades o sobrevivir a largas sequías podría impulsar a la industria agrícola a nivel mundial.

Por supuesto, el papel del comercio internacional en la cadena de suministro del aguacate también significa que la disponibilidad de la fruta, y el precio de la tostada de aguacate, a menudo tiene tanto que ver con la política como con el cambio climático.

Si deseas más información de, El aguacate está recibiendo el tratamiento transgénico, contacta con nosotros.