8 desafíos para el futuro del pistacho en España

8 desafíos para el futuro del pistacho en España

8 desafíos para el futuro del pistacho en España

SEOGreen Blog de Viveros Grajera

8 desafíos para el futuro del pistacho en España

8 desafios del pistacho en españa

El interés por el pistacho continúa creciendo en España. Actualmente hay 25,000 hectáreas que producen 3,000 toneladas, el doble que el año anterior.

Impulsado por su rentabilidad y por la mejora que este cultivo ofrece a las tierras de secano, el único obstáculo que parece contener la expansión del pistacho es la gran inversión inicial que requiere, entre 5,000 y 6,000 euros por hectárea, teniendo en cuenta que demora 6 años para que este árbol produzca.

Dados estos datos positivos, vale la pena preguntar sobre las posibilidades reales de este cultivo, si es una promesa de futuro para España o si es solo una burbuja pasajera.

8 desafíos para el futuro del pistacho

Definitivamente es una gran oportunidad para el país. Actualmente, para satisfacer la demanda del continente europeo y evitar las exportaciones, faltarían unas 120,000 hectáreas, de las cuales ahora solo 40,000, de las cuales la mitad son españolas. Las previsiones son aún mejores. En los próximos 20 años, Europa necesitará aumentar su superficie de pistacho en 300,000 hectáreas para evitar las importaciones, debido al aumento en el consumo y al desarrollo de la industria asociada a este cultivo.

A estos datos debería agregarse que Estados Unidos e Irán, los dos mayores productores mundiales, tienen algunos problemas agronómicos.

Ocho desafíos

Una demanda creciente vinculada a los problemas de los principales países productores es una buena base para creer en el futuro del pistacho si España logra superar los “ocho desafíos”: (1) plantaciones en áreas más adecuadas con respecto al clima y el suelo, (2) un mayor control sobre el material vegetal que los productores compran, (3) apostando por la producción orgánica, (4) dando la máxima prioridad a la calidad, (5) estimulando el consumo en función de sus propiedades saludables, (6) mejora del procesamiento , (7) desarrollo de una industria adyacente (desde helados hasta cosméticos), y (8) avanzando en la investigación: “todavía no sabemos lo suficiente sobre el cultivo y todavía tenemos problemas para resolver como plagas y enfermedades y necesitamos invertir en el desarrollo de nuevas variedades y nuevos portainjertos “.

Ideal para el interior de España
El pistacho es una nuez de origen semidesértico. Prospera en climas secos y necesita muy poca agua. Irán y California lo producen casi exclusivamente hoy en día. En Europa, España es el país con las mejores condiciones climáticas y geológicas, pero solo representa el 0,02% de la producción mundial. Sicilia, con cultivos centenarios, es el único nombre europeo líder. “El mayor obstáculo para que crezcan los pistachos en nuestro país es la idiosincrasia de la mitad sur de la Península Ibérica. Es muy difícil convencer a los productores de que cambien de un monocultivo extenso como cereales o viñedos a un árbol que tardará años en comenzar. dando fruto. La gente no está acostumbrada a esperar; miran el presente y no la rentabilidad futura, pero predigo que en Andalucía, como ya ha sido el caso en Castilla-La Mancha, Extremadura.

Desafíos para el futuro del pistacho

Los pistachos tienen un precio de venta en el origen de seis euros por kilo (ya pelados y secos). Teniendo en cuenta que cada hectárea produce un promedio de aproximadamente 1,000 kilos, esto se traduce en 6,000 euros por hectárea. Para pistachos abiertos, el precio oscila entre 8 euros y 9,5 euros, dependiendo del tamaño. Y el precio es aún mayor si cultivas pistachos orgánicos, que son muy demandados en Europa. “Es una cifra tremenda. Y también vale la pena enfatizar que después del período inicial, el árbol no requiere mucho cuidado, solo un gasto de entre 500 y 1,000 euros por hectárea. Es por eso que ha habido tanta locura por los pistachos entre algunos personas.
Incluso hay grupos de inversión que buscan áreas con suelos profundos y agua para plantar pistachos “, continúa Couceiro. Él predice que ” tienen el potencial de reemplazar a los olivos como la gran cosecha del sur de España. A diferencia de las aceitunas o las almendras, no hay riesgo de colapso de la demanda debido al exceso de oferta. En cualquier caso, todos saben lo que las aceitunas representan para la agricultura andaluza y solo los más atrevidos darán el paso por ahora “.
Si deseas más información de 8 desafíos para el futuro del pistacho en España, contacta con nosotros.
Por favor síguenos:
Facebook
Twitter
YouTube